<< Regresar a El Gráfico
Dec
25

Hay que tener algo de paciencia

Con el nombramiento de Alberto Castillo se manda un mensaje directo desde la FESFUT. Se apuesta a un entrenador que conoce el medio, ya lo vivió como jugador y ahora como técnico.

El profe Castillo tiene 20 años desde que llegó a El Salvador, conoce cómo piensa el jugador, el dirigente, el periodismo y cómo sufre el aficionado por su selección. Con todos estos argumentos nos ahorraremos algo importante en el inicio de este proceso: tiempo de trabajo.

El técnico tiene bastante claro cómo juega cada uno de los convocados, en qué nivel físico llegan y qué puede aportar cada uno en la parte humana. El cuerpo técnico usará este periodo hasta la Copa Centroamericana para saber si la tan necesaria renovación generacional se hará en gran escala o de a poco, todo dependerá de cómo actúen los jugadores más jóvenes.

También buscará encontrar con qué dispositivo táctico se puede defender mejor, si línea de tres o de cuatro, si encontrará ese 10 que es tan característico en sus equipos, un puesto que él conoce a la perfección.

Lo que yo espero del profesor es que exija mejores condiciones de trabajo, orden, apoyo institucional, un proyecto de juveniles con proyección, que es lo que a futuro nos dará continuidad en los procesos, nos dará jugadores mejor preparados.

Si al cuerpo técnico se le exige y no se cambia la forma de que se maneja la selección, terminará siendo otra víctima de la improvisación.



Dejar comentario