<< Regresar a El Gráfico
feb
29

El Alianza vive una crisis anunciada

El hecho de no respetar la frontera que separa a los  directivos de   jugadores y técnicos le está pasando una factura  alta a los  albos.

Basta con remitirse a varios hechos que se hicieron públicos y a otros que no salieron en los medios, pero que de una u otra forma fueron de dominio popular, para determinar que el gran problema que vive el Alianza es la acumulación de
malas decisiones administrativas y de dirección de un grupo de
jugadores a los que se les dio mucho y se les exigió poco.

Cuando se hizo público que un dirigente del Alianza se llevó a los jugadores a un restaurante a altas horas de la noche sólo porque uno
de ellos no podía conciliar el sueño, lo único que se puede pensar es que el directivo no piensa como tal, sino como simple aficionado.

Cuando viene un técnico y dice que el presidente del equipo se molesta porque juega o no juega tal o cual jugador, o porque se usa un determinado sistema de juego, y que exige que se haga lo que él dice en relación a esos rubros, el Alianza ya estaba perdido, y tarde o temprano iba a venir la crisis actual.

Sólo el hecho de que es el directivo el que trae jugadores y se encarga de armar el equipo es un error de gran tamaño. Incluso traer jugadores que en un pasado dieron problemas, como el caso de Willer Souza, es una equivocación que al final sale cara.

Es posible que la directiva, inconscientemente o de manera resignada, le haya dado potestad total al técnico para que hoy estemos viendo decisiones severas pese al riesgo que significa estar modificando planteles a estas alturas del torneo.

¿A tiempo para rectificar? El Clausura ya se acabó para los albos.

La directiva alba debió cuidar su inversión desde el escritorio y no meterse a la cancha.



5 Comments to “El Alianza vive una crisis anunciada”

  • avatar
    albo de corazon marzo 1, 2012 a las 9:58 pm

    no queremos a Don Lisandro Pohl y a esos paquetes que contrata queremos a nuestro equipo albo campeon, Fraser no sirve

  • avatar
    Salvador Lopez febrero 29, 2012 a las 8:44 pm

    Los jugadores no tienen el derecho de cambiar al presidente del equipo,pero si lo tienen los que apoyan y pagan sus entradas,esos Albos de corazon que como yo han estado apoyando al club desde que era constancia.
    Yo, como los demas aficionados del alianza, esos que sufren dia y noche por el equipo y que a pesar de todos los pesares continuan apoyando,pedimos con todo el respeto posible que las personas responsables del problema renuncien al equipo.
    Don Lisandro Pohl y todos aquellos que le estan causando serios problemas a nuestro equipo deben de renunciar y que sea ya,no el otro dia ni el otro mes.
    A los Salaverria o los Sol Meza o quien quiera que fuera,es tiempo ya de oir a los que sufren.
    Es tiempo de darle al presidente su boleto de viaje sin retorno. Otros equipos posiblemente lo quieran contratar pero con el Alianza la fiesta se acabo.
    Adios Mr. Lisandro Pohl,usted le esta ocasionando problemas a nuestro club,es tiempo ya de decir adios. No lo necesitamos mas. Adios y nunca regrese,porque la barra Paquiderma esta cansado de usted. Gracias por leer esta misiva y espero que entienda. Mr. Lisandro Adios. Salvador Lopez.

  • avatar
    carlos febrero 29, 2012 a las 8:25 pm

    bueno me entere lo de willer sousa; Que esperan para que se valla, igual el cubano. Me parece que deben reconsiderar el caso de los jugadores nacionales
    saludos

  • avatar
    Fernando José Roca febrero 29, 2012 a las 2:04 pm

    Que este torneo ya se terminó para los albos es cierto. Que Lisandro Pohl se mete en temas que no le conciernen es cierto. Que ese directivo que salió con algunos jugadores hizo mal es cierto. Que Pohl hizo mal en encubrir a ese dierctivo y en no castigar a los jugadores con la excusa de que fueron protegidos por ese directivo es cierto. Que con las contrataciones que el equipo hizo pusieron a soñar a la afición es cierto. Pohl no soporta entrenadores con fuerte carácter y que no se dejan manosear como Pablo Enrique Centrone y Roberto Gamarra. Pareciera que Pohl con la contratación de Paredes ya aprendió la lección al darle manos libres al técnico, pero la interna está tan podrida que son pocos los jugadores no contaminados, lo que está haciendo Paredes al menos pondrá al descubierto las cosas. Aunque por allí se dice que lo que muchos jugadores quieren es sacar a Pohl del equipo y llevar al gordo sandía (otra fichita). Lo mejor sería que los propietarios del equipo (no se si los Salaverría o los Sol Meza) dieran la cara y pusieran alto a esta especulación.-

  • avatar
    nelson martinez febrero 29, 2012 a las 1:38 pm

    no puede ser que un equipo con historia como el alianza tenga que cucumbir ante los intereses de un presidente y directiva que ha la larga son tecnicos frustados, y lo pero de todo que es una verdad que ya no se escapa de nadie.

Dejar comentario