<< Regresar a El Gráfico
ago
31

Se espera mucho de las selecciones

La esperanza de   los aficionados salvadoreños está puesta allá en Rávena y en el Cuscatlán detrás de las selecciones nacionales.

Rudis González Gallo, el técnico de la selección nacional de playa que se encuentra en Rávena, Italia, para jugar su tercer mundial, me tranquilizó cuando lo oí decir que Portugal, el rival de mañana, es un equipo fuerte y con jugadores de buen nivel, pero que no es imposible  vencerlo.

Me tranquilizó porque a esa fe del técnico nacional se suma la experiencia adquirida por muchos de los jugadores que conforman el equipo.

No en balde estos guerreros han ganado el derecho de estar en tres mundiales, como para pensar que no existe el temple necesario para enfrentar al que sea. Lo comprobé cuando mostraron mayor solvencia en aquellos partidos clasificatorios en Puerto Vallarta, cuando observé mayor destreza en el concepto táctico y funcional. Eso es lo que espero ver en esta nueva aventura en Rávena: un equipo con la sabiduría de la experiencia en cada acción.

Aquí entre nosotros está la azul y blanca nacional de Ruben Israel, también ilusionando frente al primer partido clasificatorio rumbo a Brasil 2014, luego de ver su actuación en la Copa de Oro y en el partido ante Venezuela.

Me parece que la apuesta del técnico por gente joven le ha cambiado la cara a una selección nacional que sembraba más dudas que esperanzas.

Detrás de esas ilusiones criollas están los rivales que todo mundo mira con poco potencial. Muchos esperamos que el seleccionado nacional no se nutra de eso, y salga a jugarle a República Dominicana como si fuera el equipo más potente del mundo, porque no hay mayor error en el fútbol que subestimar al rival y enfrentarlo sin el máximo esfuerzo.

Por esa mentalidad es que equipos con mayor roce se quedaron afuera de eventos importantes. Meditemos sobre eso, por favor.



1 Comment to “Se espera mucho de las selecciones”

  • avatar
    roberto lopez septiembre 1, 2011 a las 10:58 am

    el futbot playa es un ejemplo de amor a la camisa al pais no como la mayor
    que primero el dinero y si podemos ganamos como dirian ellos ¨todos modos ganemos
    o perdamos siempre nos pagan” aprendan los de la mayor uds van a ganar dinero pero
    de uds nadie se va acordar a comparacion de los de playa ya ellos son historia de orgullo para nuestro pais saben darle prestigio a la bandera y nuestro pais. adelante cangrejitos playeros.

Dejar comentario