<< Regresar a El Gráfico
may
29

Un campeón para la historia

La coronación del Barcelona en Wembley, donde nunca había caído un equipo inglés en una final, da al cuadro de Guardiola una altura trascendente.

La calidad, la contundencia, la elegancia y la superioridad del FC Barcelona mostrada ayer en la final de la Liga de Campeones, ante el Manchester United, acabó con todos los debates que comparaban a este plantel conducido por Josep Guardiola con cualquier otro de su tiempo. Desde ayer, esta máquina azulgrana sólo será medida junto a los mejores equipos de la historia, con el olimpo del Real Madrid de Di Stéfano, el Santos de Pelé, el Inter de Helenio Herrera, el Ajax de Cruyff, el Milán de Sacchi; incluso con grandes selecciones como el Brasil de 1970.

Tanta brillantez tiene este Barcelona que aguanta con todas las comparaciones. Cuenta con el máximo genio de su tiempo: Lionel Messi; con Xavi e Iniesta, una dupla de mediocampistas irrepetible, en cuyos pies nace el fútbol azulgrana. También está esa fraternidad de La Masía, los canteranos del Barça que interpretan a la perfección una misma idea de juego. Y están la creatividad brasileño de Dani Alves y el pragmatismo francés de Abidal. Y está Pep Guardiola, un hombre del club, más cruyffista que Cruyff, un genio tan feroz en la táctica como en las ruedas de prensa.

Y ahora, aparte de todo eso, el Barcelona tiene éxito, un elemento indispensable para capturar la imaginación pública, para enterrar las dudas, para coronar una idea con esa contundencia que sólo dan las copas.

El Barcelona no logró esa hazaña tan dura de ganar dos Copas de Campeones seguidas (desde el Milán 1989 y 1990 ningún campeón de Europa repitió título), pero su marca de cuatro semifinales y dos Orejonas en cuatro años es un logro monumental en la Era Bosman.

Finalmente, este título dispara su valor por el triunfo azulgrana en las semifinales, justo ante el Real Madrid más caro de la historia, y ante ese Némesis llamado José Mourinho, quien les arrebató la gloria el año pasado, cuando conducía al Inter. Este vez, el Barcelona tomó revancha: le ganó la batalla y la guerra.

Este título dispara su valor por el triunfo azulgrana en las semifinales ante el Madrid más caro de la historia.



2 Comments to “Un campeón para la historia”

  • avatar
    Fernando José Roca junio 1, 2011 a las 11:46 am

    Si, es un equipo para la historia con su propio estilo de juego en que se priorisa la poseción del balón a toda costa, en donde pueden haber infinidad de toques cortos y sin trasendencia porque lo primordial es no perder la pelota, este estilo de juego requiere de mucha cultura táctica y paciencia hasta encontrar una rendija en la defensa del contrario para que valga la pena arriesgar la pelota con un pase filtrado. Este Barcelona con su estilo se puede decir que es muy diferente a otros equipos que también han hecho historia, como por ejemplo el AC Milán de 1988 de Franco Baresi y Rud Gulit, Van Basten, Rickjard, etc. ya que estos equipos han sido de un estilo más profundo pero diría menos pensante.-

  • avatar
    Marcial Marciano mayo 31, 2011 a las 3:06 am

    Jugo si o no el “Chingadito” ???

Dejar comentario