<< Regresar a El Gráfico
nov
29

Barça-Madrid, más que un juego

Por el prestigio ganado, por la rivalidad de casi un siglo y por el nivel de fútbol con que  ambos se manejan, el Barça-Real es un partido aparte.

Los que peinamos canas debemos recordar la preocupación que mantenía  Francesc Miró, el entonces presidente del Barcelona, por hacer llegar a su plantel blaugrana los refuerzos necesarios para acabar con la hegemonía madridista y borrarle la sonrisa que en esos años mantenía Santiago Bernabéu tras sumar títulos de todos los colores.

Desde entonces se instauró ese pleito eterno por ser uno mejor que el otro, por distinguirse más que el otro, por no reparar en costos para adelantarse uno al otro en los fichajes más rutilantes; y todo eso ha llevado al Barcelona y al Real Madrid a ser acaso los dos mejores equipos del mundo, y a hacer de sus enfrentamientos el clásico más esperado por millones de aficionados alrededor del mundo.

Y lo más seguro es que este lunes se paralice todo en el planeta fútbol para presenciar un clásico más, con el atractivo de que el Real Madrid es el puntero de liga sin conocer derrota, mientras el Barcelona le muerde la nuca como escolta separado apenas por un punto, aparte de que el merengue Cristiano Ronaldo encabeza el goleo con 15 dianas, y el culé Lionel Messi lo sigue con 13 goles.

De manera que ahora, con todos estos ingredientes,  sólo queda esperar el pitazo inicial para saber si la idea de juego que plantearán los respectivos técnicos es la justa para frenar las revoluciones ofensivas que ambos tienen.

Con ello, los duelos personales, el despliegue que deberá tener la “Pulga” Messi y el luso Cristiano Ronaldo para superar a defensores de clase internacional como lo son Carles Puyol, Gerard Piqué, Pepe y Ricardo Carvalho. Más de alguno, sobre todo de esos aficionados que se dejaron fanatizar por una camiseta, van a pujar con las apuestas, porque también para esas cosas sirve el clásico español.



1 Comment to “Barça-Madrid, más que un juego”

  • avatar
    salvaescalante noviembre 30, 2010 a las 6:15 am

    Lo dijeron todos los jugadores del Barça, tener a Mourinho en la liga motiva mucho, y ayer las palabras (+prensa madridista) despertaron a la mejor versión del Barça y las armas que el Madrid habia conseguido de cara a este primer enfrentamiento se convirtieron en papel mojado ante la calidad del plantel del Barça. Algo tiene que ver que la espina dorsal del Barça no es ni mas ni menos la espina dorsal del Campeón del Mundo (España), mientras que el Madrid tiene a un grupo de buenos jugadores y nada mas. No hay que sentenciar a nadie que haya hecho un mal partido por parte del Madrid y es que simplemente el Barça brilló como nunca, cuesta admitirlo pero es una verdad como una catedral, hombre por hombre el Barça se come al Madrid y como equipo una vez Guardiola aprieta la máquina aplasta sin misericordia a quien desee, ayer quedó claro. El Madrid salió a lo suyo, su apuesta futbolistica que le ha funcionado en liga y Champions, salió a jugarle de tu-a-tu al FC Barcelona y no le ha sido suficiente, olvidó que el Barça gusta de rivales como el Madrid salió ayer, dando espacios y adelantando defensas… al final la ilusión del Madrid se convirtió en frustración de las mas amargas al verse derrotado hasta en lo individual. Toca ahora aprender y seguir adelante, que esto es una liga que no se define en un solo partido.

Dejar comentario