<< Regresar a El Gráfico
abr
28

¿Se hace por el bien del fútbol?

A la lista innumerable de problemas que atraviesa el fútbol nacional, ahora se suma uno más, que podría traer repercursiones.

Que la FIFA desconozca a El Salvador como agremiado es lo de menos, ya que desde hace mucho nuestro fútbol pinta más como aficionado que profesional, no tiene ni un representante en  comité alguno   del ente internacional y sólo representa un voto más a la hora de “elegir” la continuidad del trinitario Jack Wagner como presidente de CONCACAF.

Se dicen muchas cosas alrededor de los estatutos aprobados por FIFA y  la asamblea general del fútbol salvadoreño,  los mismos que no han sido avalados por  Gobernación.

Algunos  aseguran que hubo  compra de voluntades y que se  cedió a presiones de personajes oscuros de la FIFA en Centroamérica antes de que la asamblea del fútbol aprobara por 26 votos la reglamentación para El Salvador.

Cabe señalar que la única liga que no avaló dicha normativa fue la segunda división, ya que con anterioridad el presidente de la liga, Vicente Vásquez,  externó su desacuerdo. Pero todo se concentró en un único punto de disconformidad, que se refería a los requisitos de los aspirantes al comité ejecutivo de la FEDEFUT.

El mayor problema se mantiene en que un aspirante debe haber pertenecido a alguna de las ligas al menos tres años y no haber cambiado de un equipo a otro en ese mismo periodo.

Que alguien me diga entonces dónde está la preocupación por el fútbol, si todo se trata de que don fulanito o menganito no tengan  problemas para aspirar a la silla dirigencial. ¿Adónde está el desinteresado ánimo de apoyar el fútbol cuando las verdaderas presiones han comenzado a surgir? ¿Adónde?

Nuestro fútbol sufre grandes problemas;   el mayor parecen  ser   calidades  individuales.



1 Comment to “¿Se hace por el bien del fútbol?”

  • avatar
    Ernesto Reyes mayo 2, 2010 a las 4:07 pm

    Todo esto es derivado de los malos pseudo dirigentes de nuestro futbol,he ahi las consecuencias de ser complacientes de mafiosos que a cada rato los tenemos escarbando para ver que encuentran y me refiero a esos delegados de la fifa para Centro America de todos conocidos.
    No veo una solucion al problema,tal vez la unica seguir aguantando la corrupcion que se manejan esos mini dictadores y reconocerlos al darles personeria juridica y por supuesto eso estaria mal.Entonces adios futbol de El Salvador.

Dejar comentario