<< Regresar a El Gráfico
mar
31

Liga de playa, un gran reto

La inauguración de la primera liga nacional de fútbol playa debe ser sólo el primer gran paso a la profesionalización de la modalidad.

Las dos clasificaciones consecutivas al Mundial de fútbol playa, Marsella 2008 y Dubái 2009, además de haber ganado el primer campeonato de la CONCACAF en México, fueron resultados positivos que abrieron la posibilidad de crear una liga nacional de la modalidad para detectar nuevos prospectos, masificar la disciplina, aprovechar las playas del litoral y, sobre todo, creer en que los salvadoreños tenemos  talento suficiente para ser una potencia mundial en esta disciplina.

El próximo fin de semana, uno total de 163 equipos entrarán en acción para que al final de tres meses de competencia conozcamos al primera campeón nacional de fútbol playa, que posteriormente competirá en la primera liga centroamericana de la especialidad, para la que ya confirmaron las federaciones de Guatemala, Costa Rica y Panamá.

Ya hay 15 playas sedes en el país, distribuidas en tres islas y ocho departamentos, que albergarán un total de 1 mil 932 jugadores. La idea  es que  año con año el torneo logre captar el interés de más aficionados a este deporte para fortalecer la conformación de la selección nacional.

El compromiso adquirido por Rudis Gallo,  seleccionador nacional de fútbol playa, y algunos   personeros de la Federación Salvadoreña de Fútbol es ambicioso, pero cada uno de ellos debe reconocer que es delicado, sobre todo cuando el precedente dejado por la generación espontánea que nos ha regalado dos clasificaciones a mundiales es difícil de superar.

Confiamos en que la idea nace con el afán de fortalecer una disciplina que ha rendido frutos en tan poco tiempo y bajo condiciones pobres, por lo que esperamos que sea un éxito en un futuro mediato.



Dejar comentario