<< Regresar a El Gráfico
mar
31

La sub 21 merece un trato digno

Si superó al rival más difícil de la región en condiciones no ideales, ¿qué no lograría hacer si se le dan las facilidades necesarias?

El grupo de jóvenes que dirige Mauricio Alfaro no deja dudas de su compromiso, su hambre de triunfo ni de su calidad. Los que generan incertidumbre son aquellos encargados de darles las condiciones de trabajo, esos que los mandaron a Honduras en un autobús que por poco no completa el viaje.

Son los mismos que confirmaban la posibilidad de entrenar en alguna cancha  horas antes de cada práctica, y que no ofrecieron más partidos de preparación que uno ante Guatemala una semana antes iniciar de la serie contra Honduras y una “charamusca” contra el Águila.

A estos se suman algunos dirigentes de la primera, segunda y hasta tercera divisiones, quienes creyeron un desperdicio de tiempo enviar a sus jugadores a una serie que creyeron perdida antes de disputarse. Pese a todo esto, se superó a los catrachos.

¿Y ahora qué ? “El Tuco” ya pidió que se les ponga más atención a “los bichos” –como él los llama–, y advierte que no sólo se trata de los Juegos de Mayagüez, sino de la selección preolímpica y, en un futuro, de los valores de la mayor.
Pide juegos de preparación en Estados Unidos y Suramérica y más garantías durante las concentraciones. Nada que no le puedan dar, sobre todo en un año en que la mayor no tendrá mucha actividad.

Sólo hace falta tener interés y apostar de lleno por un proyecto que de momento se plantea como el único ejemplo de fútbol de bases que tenemos, ese que tanto exaltamos como la única forma de alcanzar un verdadero desarrollo.

El grupo tiene un potencial que debemos explotar  por el bien del fútbol salvadoreño.



Dejar comentario