<< Regresar a El Gráfico
mar
31

¿Y el fútbol, señores del INDES?

Sólo el hecho de que el Estado le da parte del presupuesto nacional a la FEDEFUT es razón suficiente para meter mano en ella.

Con la trillada frase de que la FIFA no permite la injerencia del Estado en las decisiones del fútbol, muchos se escudan  para decir que el INDES no tiene jurisdicción en las decisiones de la Federación Salvadoreña de Fútbol y que una intervención acarrearía el desconocimiento de El Salvador como asociado a la internacional.

Sin embargo, creo que una intervención justificada puede ser bien vista por la FIFA, que a estas alturas ya está enterada de la pobre gestión de desarrollo que se lleva en El Salvador a nivel federativo y a nivel de “ligas profesionales”.

Con la llegada de nuevas autoridades al INDES, entendiendo  que varios de ellos, en especial el presidente y el gerente general, para mencionar a algunos, han estado en el ambiente del fútbol y saben de los oscuros manejos que se han sucedido a lo largo de la historia, pensé que finalmente vendrían personas a normalizar  el espectro del fútbol nacional.

Ciertamente, el INDES tendrá  muchas cosas que hacer en todos los deportes; sin embargo, el fútbol es la herramienta perfecta para ganar más adeptos a su gestión.

Pero esta disciplina necesita un  cambio real y de raíz  y el INDES  debe hacer algo para evitar la rueda de caballitos que ahí se ha perpetuado, implantando un modelo de organización desde la FEDEFUT hacia las ligas federadas.

Se avecina la elección del nuevo comité ejecutivo de la FEDEFUT y ya se comienzan a mover personas que por cualquier medio y a cualquier precio quieren llegar a las sillas federativas, cosa que  no se podrá evitar  así como se vislumbra el panorama.

Sin embargo, los nuevos federativos deberían estar supeditados a una verdadera disposición o normativa que viniera de una cúpula superior. Ya debe terminarse el libre albedrío de las ligas y de la federación de fútbol, porque no le ha dejado nada al deporte de las mayorías en El Salvador.



Dejar comentario