<< Regresar a El Gráfico
feb
26

Que alguien me explique

Uso la frase de un personaje de  Eugenio Derbez para averiguar el por qué del silencio del plantel de los paquidermos.

Llego al entreno del Alianza y me encuentro con que los jugadores me dan las buenas tardes como caballeros, pero todos se niegan a hablar conmigo. Amablemente, pero se niegan.

Trato de abordar al técnico Milos Miljanic  para que me explique si esa actitud de sus muchachos es porque tengo lepra y los puedo contagiar, pero el serbio disimula su negativa con una actitud que mueve a risa: se puso a colocar los conitos en la cancha y a acarrear las pelotas como si en su contrato se estipula que tiene la obligación de hacer tareas de simple canchero.

Luego, como para matar mi posible insistencia de abordarlo, Milos entabló una conversación profunda con el aguatero del equipo. Fue cuando no pude contener la risa, porque me imaginé a Manuel Pellegrini  hablando con Jorge Valdano sobre cómo encarar al Lyon francés en el partido de vuelta de la Champions, algo que no cabe en el hijo del gran Miljan Miljanic.

Buscando lo de que “alguien me explique”, me dijeron que los dirigentes albos estiman que mucha culpa de lo que pasa en el conjunto paquidermo la tienen los periodistas deportivos, y en ese rubro entro yo porque posiblemente  aconsejo a los jugadores de cómo actuar para que no sean capaces de ganarle ni al colero Balboa.

Para colmo, cuando ya me venía totalmente despreciado, un padre de un jugador de las reservas aliancistas me paró para pedirme que escribiera en cualquier lado “que el equipo reservista estaba bien administrado por padres que aman al conjunto albo, pero que un día el padre de uno de los muchachos  del equipo fue a hablar con los dirigentes para contarles que su hijo no era tomado en cuenta y nunca lo ponían a jugar ni siquiera unos cuantos minutos”.

¿Resultado? Los administradores fueron hechos a un lado, ahora el muchacho del padre quejoso es titular y ocurre que el equipo no gana. Ese padre también pide que alguien le explique.



1 Comment to “Que alguien me explique”

  • avatar
    JOSE ROBERTO CHAVEZ febrero 26, 2010 a las 4:29 pm

    Don Roberto, extraña sobremanera que usted con tanta experiencia sobre sus hombros, tenga que mendigarle una entrevista a gente sin educación, extranjeros que ni pronunciar nuestros nombres pueden. De ribete, hasta a los “jugadores” han aleccionado para que no den “entrevistas”, como si fueran la gran cosa. Esto que están en zona de descenso, repechaje y que se yo, se imagina si estuvieran en PRIMER LUGAR? Nommmmbre, no lo dejan ni que se acerque a la malla ciclón.

    El ser humano es raro. Actuamos conforme nos conviene. A veces justificadamente, según nosotros. Otras, llevados por estupideces que las personas se encargan de hacer circular y acusan como en este caso usted lo plantea, a la PRENSA, que es la razón principal, de los males del equipo MANYULA, llegando al extremo de comportarse como criaturitas de kinder. Actitudes como la descrita y que tomara Milos, no reflejan la madurez ni la capacidad mental con que deberia contar un personaje avenido al cuadro albo, al que llegó para salvarlo del descenso, pero parece que la tarea le va saiendo dificil, a lo sumo solo conseguirá unos cinco puntitos mas y será todo. Otro fracaso mas de ALIANZA, pero los culpables directos son las gentes que escriben en los periódicos.

    La acción que describe al tratar de hablar con el fulano este y sus chiquirines, me recuerda una anécdota con una jovencita, a la que pretendia. A ella le contaron que yo le habia puesto un apodo, que no la llamaba por su nombre y todos se reian de ella. Un dia me le acerco, tal cual usted lo hizo con el serbio instructor, al hablarle me ignoró, yo insisti, tal cual lo hizo usted con el ente montenegrino o quien sabe de donde viene, me volveria a dejar con la palabra en la boca. Desisti de intentar que me oyera. Pasados unos AÑOS, me la encontré trabajando en Discolito, del desaparecido Lito Barrientos. La encaré y le dije que cual era la razón por la que me habia hecho a un lado. Ah, me dijo, es QUE ME DIJERON, QUE USTED ME HABIA PUESTO UN APODO. Ah, bemba dije yo, tan fácil que es solucionar eso, HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE, porque no me dijo frente a frente lo que se guardaria por cerca de tres años. Igualmente este cliente convertido en hacer correr a los pseudo jugadores integrantes de la mal llamada orquesta alba hoy, deberia tener los arrestos necesarios y responderle con los del Granjero, que no le da información porque no le da la gana. Asi sencillo, sin andar con rodeos. Pero eso de ignorarle, hacer un desdén de esos, a gente que no tiene culpa de lo que pasa en el plantel de don Pohl, como que está fuera de contexto no cree?

    Ni modo, siempre tendremos “gente” asi, si es que puede tildarsele de gente, creo que un burro responderia de mejor manera si se le acercara a preguntarle la hora….respondiendole con un jiiiiiiijooooooooooooo,jjijojiooooo, son las doce diria…hora de entreno de los “mudos” de Alianza. Ley mordaza, “no hablen con nadie, so pena de ser sancionados” ha de decirles el Pohlaco. Nunca insista en hacerle una entrevista, JAMAS.!!!!
    Se le saluda a la distancia don Roberto, como dicen algunos fuera del pais, asi que me he contagiado con la expresión, abrazos a la familia. Dios le bendiga.

Dejar comentario