<< Regresar a El Gráfico
ene
29

La moda: echar jugadores

Los dirigentes del fútbol nacional están ganando protagonismo en un rubro que no manejan con la solvencia que creen.

A estas alturas del torneo Clausura 2010 ya son tres los jugadores que han sido despedidos de sus respectivos planteles “por bajo rendimiento”, según dicen los dirigentes al  explicar los motivos.

En esos tres casos, de acuerdo con la información que se tiene, el despido no ha salido de un razonamiento técnico-táctico de los entrenadores, sino que ha surgido de un antojo  genial de los presidentes de los equipos.

Lo anterior me hace pensar que hay sobradas razones para asegurar que mañana, pasado mañana y el resto de años que están por venir,  nuestro fútbol seguirá caminando por ese oscuro callejón que no conduce a nada.

Porque ocurre que quienes toman estas decisiones son los hombres que menos saben de fútbol, y que realizan estos desplantes simplemente para ratificar ante todos los subalternos que ellos son los que mandan.

Y eso es lo horrible del caso, porque hay que entender que un equipo de fútbol no es una tienda de víveres ni mucho menos una alcaldía, que su manejo administrativo consiste en muchas cosas y nunca en asuntos que están ligados a un rendimiento colectivo como es el fútbol o cualquiera otro deporte de conjunto.

Lo que quiero decir es que no es lo mismo despedir a la secretaria porque pone cajón con g y coloca las tildes donde no deben ir, a valorar a un delantero porque no marcó gol en tres partidos,  cuando a lo mejor los rivales le cerraron los espacios o no tuvo la habilitación correcta.

En casos como el despido de Cristian Gil Mosquera, que juega 55 minutos y marca un gol, me queda la impresión de que el juicio directivo no salió del rendimiento futbolístico del jugador, sino de cualquier otra cosa, como que no saludaba con la vehemencia necesaria.

Y no lo digo como chiste, aunque la manera que tienen nuestros dirigentes de manejar el fútbol da pie para escribir cinco o diez comedias.



1 Comment to “La moda: echar jugadores”

  • avatar
    Guillermo Burgos enero 29, 2010 a las 8:37 pm

    Totalmente de acuerdo, nada mas hay que hacer hincapie en el hecho que, de las tres malas decisiones, la de Limeno es la peor. Por que? Porque el sr. que tomo la decision ni siquiera va al estadio, vive en Houston, TX., nada mas porque no le parecio “el negrito”.
    La verdad es que damos lastima, y digo “damos” porque por estos sres. nos juzgan a todos los salvadorenos.

    Yo se que a nosotros no nos gusta alabar a los mexicanos, pero veamos como ellos resolvieron el caso de los tres salvadorenos:

    A Julio lo esperaron a pesar de que no se lesiono con ellos. Lo hubieran esperado en El Salvador? Yo pienso que no.

    En lugar de mandarlos por donde llegaron y rescindir sus contratos, los compraron y les negociaron contratos con buenos equipos, tan buenos que Zelaya se arrepintio de haberse regresado con el cacique de Alianza.

    Lamentablemente en nuestro pais no se respeta al jugador, nacional o extranjero. Los directivos quieren resultados de la noche a la manana, pero eso solo lo podran conseguir cuando haya respeto por los jugadores y se traigan jugadores extranjeros de primera.

Dejar comentario